Aquí vamos de nuevo

okcupid001

No tengo idea de seducción. De lo único que sé -y cada año sé menos- es de botillerías baratas y de bares donde encontrar mujeres con mal criterio. Ese es el único secreto de mi vida sexual y no hay más. No soy atractivo, no soy carismático, no soy simpático, no tengo plata y nací incapaz de romanticismo en el sentido más típico del mundo actual.

¿Qué alternativa le queda a un ebrio con inclinación a ser medio puto como yo entonces? Internet, obvio, qué más: el refugio de la gente fallada. ¿Y qué parte de Internet? Mi recomendación sería alejarse de Tinder y en cambio visitar esa enorme vitrina llena de pedazos de carne under que es OkCupid.

La verdad es que OkCupid es un páramo lleno de minas inculiables, pero de cuando en cuando, con paciencia y buena voluntad, se puede encontrar algo. No hay misoginia en lo que digo, lo que hay es humanidad en su estado más básico y más puro. Cada mina que he conocido por acá ha estado buscando exactamente lo mismo que yo, aunque nunca, jamás, por ningún motivo, lo van a confesar a la primera: encontrar a alguien que no sea un enano distrófico inculiable, para poder convertirlo en un amigo con ventaja al que llamar de cuando en cuando. Eso hasta que se les cruce por delante el tipo ideal, puedan olvidarme para siempre y nunca más mencionar mi existencia, ¿no ven acaso que el chiquillo nuevo no se ha tirado a más de cinco y si sabe se les puede espantar?

¿Cómo funciona? El verdadero maestro no dedica su tiempo a mandarle diez mensajes a diez minas distintas, con la vana esperanza de recibir cinco respuestas que se convertirán en dos prospectos. No. El verdadero maestro crea -y renueva- un perfil que sea lo suficientemente original y gracioso como para que sean ellas las que manden el primer mensaje. Uno puede estar casi seguro que cuando son ellas las que se acercan primero, el negocio ya está cerrado. De ahí en adelante todo lo que hay que hacer es no cagarla. Fácil y económico.

Porque la otra opción es ser un jote cargante y darle duro al spam. Siempre se puede jugar con la ley de los grandes números, pero ese camino es una lata que la mayor parte de las veces solo asegura incertidumbre, esfuerzos vanos o respuestas frívolas de parte de divas insoportables. Respuestas insoportables de parte de divas frívolas. Da lo mismo. Y es verdad que ganarle el ajedrez a una diva frívola hasta lograr tirársela es una delicia, pero ¿vale la pena? ¿Es necesario estar siempre buscando la virtud en vez de tomar el camino fácil? Sí, tiene su gracia, pero protagonizar La Fierecilla Domada cada fin de semana agota; a veces es más cómodo sentarse a esperar.

Por eso, Pamela, agradezco tu mensaje, de verdad. Te doy formalmente la bienvenida a la vida de este alcohólico degenerado y te garantizo que tú y yo vamos a ser muy felices, sea cuanto sea lo que nos dure la calentura. Quizá hasta seamos amigos cuando se acabe la “magia”: que la gente nos vea y nunca sepan qué barbaridades hicimos en mis pobres sábanas. Nadie tiene por qué saber nada.

Pamela vive lejos, pero qué importa, hay buses y aviones. Es una flaca rica que corre 10k todos los días y enseña [CENSURADO] en una universidad de [CENSURADO]. Además, es caliente. El mismo día en que empecé a erotizar la conversación y calentarle la sopa con más decisión, me respondió con un audio de ella masturbándose en el baño de la universidad. No me aguantaba más, me dijo. Hazme tu puta, por favor.

Ahora me manda cientos de fotos y videos pornográficos con ella como actriz principal. Estoy en la mitad de una reunión con gente seria y de repente tengo que ponerme a saltar y gritar para que no se escuche el whatsapp de ella masturbándose en la ducha al que no debí haberle puesto play. Conchatumadre, lalocura.com. Me dice que va a venir a Santiago a verme, que los pasajes en Sky no son tan caros y que tiene familia acá, la excusa perfecta para un viaje imprevisto y corto. Que se va a quedar en mi depa de un día para el otro y que se vuelve temprano. Un vuelo ejecutivo. Ya po, vente. Qué más le iba a decir, yo feliz.*

¿Y si ahora se me pierde el teléfono, como me suele pasar? ¿Irán a terminar sus videos en algún sitio porno amateur? Probablemente les pondrían un nombre denigratorio, quizás algo como chilean slut sticks two fingers up her twat.avi. ¿Me puede demandar por eso, a pesar de que yo jamás filtraría voluntariamente sus videos?

Bienvenida primavera.

*: al día de hoy la chiquilla parece haber reflexionado y se desistió de viajar a Santiago tan impulsivamente. Ahora me dice que no podemos estar juntos, que se enamoraría de mí y sufriría “como una nena”. Seguimos conversando en todo caso. Por esos azares de la vida yo tengo que hacer un viaje que podría incluir su ciudad en el itinerario. Allá voy, Pamela.

Anuncios