Anoche

Estuve en el cumpleaños de un marido gorreado. Su señora se lo caga de manera esporádica, desde hace 3 años, con un sujeto que no conozco. Él no tiene idea. Yo lo sé de una fuente suficientemente confiable: las minas se cuentan todo entre ellas. Si uno se está agarrando a la amiga, uno se va a enterar de cosas.

Lo gracioso de todo esto es que estaba entre puras parejas. No son mis amigos, son los amigos de ella. De todo el grupo yo era el de peor reputación ahí, porque se sabe que no me comprometo y que no tengo una relación exclusiva. Esto parece molestarle a alguna gente. Más gracioso aún fue ver cómo las minas sentadas en la mesa pelaban a alguna chiquilla ausente por suelta o zafada.

Me reí junto con todos, pero yo me estaba riendo de otra cosa.

Amigo: no se case. O elija bien.

Anuncios

Choreado

Señores BCI
Agustinas 1161, 7° piso
Santiago

De mi consideración:

Chupen el pico. Espero que se los viole Whooppi Goldberg y que les dé sida.
Hijos de puta.


Un abrazo,
Príncipe Azul.

Fuck-You-Middle-Finger-Facebook-Like-Button-Featured-Image-300x225

Carrete en la semana: el desenlace

sunshine_

Mierda, conchatupico, tula, zorra. Carajo, verga, escroto, chancro, putamadre. Por la reconchatumadre y la reputa que te parió, qué hora es. Hay sol, pero no se puede adivinar la hora y tengo el teléfono descargado. Todavía estoy ebrio. Se me va a reventar la cabeza. Enchufo el celular y me lanzo a la ducha. Me visto y miro la hora en el celular con 3% de batería: 10 pa las 9. Perfecto, alcanzo a llegar a la hora a mi escritorio. Calle, taxi, oficina.

Anoche me lo tomé y me lo jalé todo. Ahora estoy sentado tratando de poner cara de ordenado y de leer lo que tengo que leer, pero todavía estoy medio ebrio. Todavía siento olor a cocaína en cada hoyo de la nariz y en la garganta. Todavía siento la nariz dormida. Yo había dejado de hacer estas cosas hace mucho tiempo. Por qué carajo volví a carretear como un idiota en la semana. Ahora me da miedo tomarme un café cargado y morir de un infarto.

Voy a entrar a trabajar full time en una oficina nueva. Me gustaba ser independiente y mandarme solo, pero me hicieron una oferta lucrativa, me mostraron una oficina con vista a Mendoza y me vendí como un mercenario. En la tarde una amiga de la universidad me llamó para contarme que Lagos en persona la había entrevistado para una pega y la dejó trabajando al tiro. Es una de esas cosas que uno cuenta como un sueño surrealista al día siguiente: “anoche soñé que vomitaba flores, que nadaba con delfines voladores y que Lagos en persona me entrevistaba pa un pega”. A ella le pasó en realidad y tenía ganas de festejar. Yo también tenía ganas de celebrar.

Fuimos al Bar de René. Su pololo es un baterista que trabaja de noche como stage manager de varios bares con bandas en vivo. No estudió nada, pero es harto más inteligente que mucho fanfarrón con doctorado que anda dando vueltas por ahí, cortesía de la generosidad fiscal de las Becas Chile. Capital humano avanzado no es lo mismo que inteligencia. Esa noche tenía que trabajar en René y después en otro bar en Cumming. Tocaban unos metaleros que sonaban igual al Ride the Lightning de Metallica, con algo de System of a Down. Metaleros importados directamente del año 84 en todo el bar. Chascones desordenados. Trashers con pantalones con hoyos, botas, cadenas, tachas y pelo largo grasiento.

En René a las piscolas hay que echarles bebida con un gotario para que no se rebalsen. 99% pisco, 0,9% hielo. El resto es Coca Cola. Después de tomarme 4 de esas nos fuimos a Cumming y seguimos así hasta las 3am. A esa hora, pensando con la última neurona sobria que me quedaba, me mandé un par de jales decentes para que se me quitara lo ebrio y me fui a dormir a la casa. Soy independiente, pero tengo compromisos que cumplir.

Niños/as: no carreteen en la semana después de cumplir 30. Por mucho que hagan deporte y coman bien, el cuerpo ya no es el mismo de los 20. Como decía Roger Murtaugh: I’m too old for this shit. Conchadesumadre. Nunca más (hasta la próxima).