Intelectualoides

images (1)

“Encadenamiento”, de Lily Garafulic. Así estaba mi verga con esta mina.

Una vez, hace tiempo, salí con una mina que sólo quería hablar de escultura. De tanto quejarme de las minas locas me salió un cerebrito. Puntaje PAA sobresaliente, muy buenas notas en el colegio, carrera prestigiosa en universidad prestigiosa, ayudante favorita de [PROFESOR RECONTRAFAMOSO DE LA PUC], primera de su generación, se ganó todas las becas, posgrado en universidad gringa más famosa aún, su trabajo sale mencionado en reportajes de revistas, etc. Una mina exitosa. Exitosa, coqueta y tetona.

Yo no tengo ese currículum, pero idiota no soy. Puedo participar de una conversación inteligente. Es cierto que me he tirado a más de un par de mongólicas por ahí, pero chucha, quién no lo ha hecho. De verdad me gusta que me hablen cosas interesantes de vez en cuando, pero también pasa que yo hablo un montón estupideces y al final me aburre tanta inteligencia. La prueba es que tengo este blog, cuyo único propósito es hablar huevadas y dármelas de choro. También a veces hago comentarios discriminatorios a propósito, sólo para que la gente inteligente y progre se indigne. No digo gay, digo fleto.

Ella, en cambio, no quería hacer otra cosa que tomar vino, conversar sobre escultores y dárselas de intelectual bohemia, o de cursi consciente, como decía Jorge González. Ahí fue cuando descubrí que tirarse a Lisa Simpson es una lata.

El problema es que yo no quería tomar vino y comentar poesías, libros y documentales. Un ratito sí, ya, de acuerdo, qué bueno saber que no estoy con una tarada analfabeta, pero por favor no más del 10% del tiempo. Yo lo que de verdad quería era tragarme 7 piscolas al seco, ir a bailar, pasarlo la raja, tirar a fierro pelado como un par de macacos y eyacular en sus tetas enormes. En cambio ella: dale que dale con Federico Assler. Anda a agarrarte a ASSler entonces, ridícula. Qué estás haciendo con este alcohólico degenerado.

Ella quería que fuéramos como un par de personajes de París era una fiesta.

Así que Lisa Simpson: no, sorry, no va a funcionar. Ya entendí que eres inteligente y te juro que lo aprecio. Me contaste extensamente todos tus méritos. Me gusta que tengas sesos y los uses, pero yo no soy CONICYT. Mejor sácate la ropa, abre esa boca tan elocuente y chúpamelo un rato, ¿ya? Hazme un show privado de poleras mojadas. Báilame. Paséate en calzones cada vez que vengas a mi casa. Invítame a la piscina para verte en bikini. Usa sólo vestidos o faldas cortas. Sonríe como una idiota de publicidad de cerveza. Déjame convertirte en un objeto sexual.

¿No? Entonces mejor que no nos veamos más. Un beso.

Anuncios